Héroes de la comunidad: Alex Dowsett

Noticia sacada de: https://hemaware.org/es

El campeón profesional británico ciclista tiene como objetivo inspirar a los niños con trastornos hemorrágicos a “moverse más, ser más”

https://hemaware.org/es/community-pulse/heroes-de-la-comunidad-alex-dowsett

 

El 28 de julio, el ciclista profesional británico Alex Dowsett logró algo que no mucha gente probablemente pensó que era posible cuando le diagnosticaron hemofilia A aguda a los 18 meses de edad. Esa noche en París, Dowsett, de 30 años, pedaleó su bicicleta por las icónicas calles de la ciudad, corrió hacia arriba y abajo por los famosos Campos Elíseos y luego cruzó la línea de meta del Tour de Francia 2019.

Al día siguiente, en una publicación apasionada de Instagram que lo representa abrazando a su novia en la meta, Dowsett escribió: “Línea de meta del Tour de Francia. Hubo momentos en las últimas 3 semanas que dudé de poder verlo”. De hecho, su intento anterior en la carrera, en 2015, terminó temprano debido a una lesión. Este año, como uno de los ocho miembros de su equipo de ciclismo profesional Team Katusha-Alpecin con sede en Suiza, Dowsett llegó hasta el final.

Años de arduo trabajo se habían convertido en el logro, pero luego de la placentera remembranza, Dowsett informó a sus más de 67,000 seguidores de Instagram que había llegado allí “porque tengo suerte”. Tuvo suerte, dijo, de tener buena atención médica, acceso a lo último en medicamentos y proveedores de atención médica expertos, y por suerte sus escuelas y equipos de carreras “respetaron y querían saber todo lo que necesitaban saber sobre mi condición, pero no me trataron de manera diferente a los demás”.

Esta buena fortuna, señaló, no es la regla en todas partes. “La hemofilia es una condición geográfica donde la disparidad de atención entre países es enorme”, escribió. Luego, Dowsett se comprometió a sí mismo y a la organización benéfica británica que fundó, Little Bleeders, a “tratar de hacer que la comunidad de personas con hemofilia del mundo sea tan afortunada como yo”.

Mucho antes de que fuera finalista del Tour de Francia, y seis veces campeón nacional británico en la cronometrada, así como medallista de oro para Inglaterra en los Juegos de la Commonwealth de 2014, Dowsett era un niño con hemofilia que experimentó los altibajos de la vida con un trastorno hemorrágico crónico. Cuando era niño, su codo izquierdo era propenso a hemorragias espontáneas y a menudo llevaba un cabestrillo a la escuela. Hubo hemorragias nasales, visitas a la sala de emergencias e infusiones complicadas. Los Dowsett no tenían antecedentes de hemofilia, por lo que Alex, sus padres, Jan y Phil, y su hermana menor, Lois, aprendieron sobre la marcha.

El equipo de atención médica de Dowsett lo alentó a mantenerse activo, pero a menudo tenía que sentarse a practicar deportes difíciles como el rugby y el fútbol. A los 11 o 12 años, canalizó sus energías atléticas hacia la natación de forma competitiva (alrededor de esta época también comenzó la profilaxis).

Un año o dos más tarde, Dowsett descubrió el ciclismo, probando por primera vez un viaje en bicicleta de montaña con amigos de la familia y luego viajando por la carretera con un club de ciclismo del área. Su aptitud aeróbica de la natación se acopló bien al ciclismo. Comenzó a competir y el éxito fue inmediato. A los 14 años, compitió en el grupo de menores de 17 años en una carrera cronometrada nacional, terminando segundo dentro de un grupo de 100 niños. Luego ganó numerosas carreras en el nivel junior y a los 18 dejó su hogar para correr a tiempo completo para la Academia del Equipo de Ciclismo de Gran Bretaña, un programa diseñado para desarrollar futuros atletas olímpicos. En 2011, a los 22 años, firmó su primer contrato profesional y desde entonces ha corrido al más alto nivel.

Si bien Dowsett ha tenido muchas lesiones (se perdió los Juegos Olímpicos de Londres en 2012 y los Juegos de Río en 2016 porque estaba herido), dice que siempre ha tenido un buen apoyo del personal médico de sus equipos. Controlar su hemofilia como un atleta de élite en general ha sido fácil, dice Dowsett. Él ya conoce bien su cuerpo. Normalmente se infunde cada dos días. Durante las carreras, se infunde dentro del autobús del equipo. Para una carrera de etapa larga como el Tour de Francia, su factor se almacena en un refrigerador y se transporta en uno de los autos del equipo que sigue a los corredores.

Como prueba viviente de que estar activo mientras se presta la atención adecuada a su trastorno hemorrágico puede conducir a grandes cosas, Dowsett quería difundir ese mensaje a los jóvenes. Fundó Little Bleeders para alentar a los niños a “moverse más, ser más”, como dice el lema del grupo. Encontrar un deporte o actividad segura que los niños adoren no solo puede promover la salud sino también brindarles alegría y confianza en sí mismos, dice.

En cuanto a lo que sigue para Dowsett, 2020 es un año olímpico, y busca mantenerse sano y sin lesiones y, con suerte, alinearse para Gran Bretaña en los Juegos de Tokio el próximo verano.

0
Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2021 ASVAPAHE :: Hemofilia Valladolid y Palencia